Arquitectura Gótica.

ARTE GOTICO Y SU EPOCA.

MARCO HISTÓRICO

El arte gótico nace en Europa a mediados del siglo XII en el corazón de Francia, específicamente en Paris, siendo la catedral de Saint Denis, construida alrededor del año 1140, la primera edificación en este género.
En sus inicios el románico y el gótico convivieron, pero pronto el nuevo estilo se impone y se construyen altísimas catedrales, reflejo de una iglesia triunfante.
La palabra “gótico” fue utilizada por primera vez en el siglo XVI por Giorgio Vasari de una manera peyorativa, para referirse al “arte de los godos” (pueblo bárbaro que contribuyó a la destrucción del imperio romano), en desmedro del arte clásico. En efecto, durante el renacimiento, los hombres inspirados por los modelos literarios y artísticos de la antigüedad, despreciaron el espíritu y las obras de los siglos medievales. Sin embargo el gótico fue revalorizado y exaltado en el siglo XIX por los movimientos nacionalistas y románticos europeos y en la actualidad se considera universalmente como uno de los momentos más brillantes, desde el punto de vista artístico, del mundo occidental.
A diferencia del arte románico –eminentemente rural-, el arte gótico se desarrolló en las ciudades, coincidió con la decadencia del sistema feudal, la consolidación del poder real y el nacimiento de una nueva clase social: la burguesía.
Durante la Baja Edad Media hasta el siglo XI, los monasterios habían sido los principales centros culturales de la Cristiandad y en sus “scriptorias” se había refugiado toda la actividad intelectual de la época. Pero a partir del siglo XII, la educación se moviliza a las ciudades, donde se encuentran las escuelas catedralicias y las universidades.
Este desarrollo secular trajo como consecuencia un renacer de las matemáticas, gracias a los sabios musulmanes (traducidos en las escuelas de Toledo y Sicilia); en verdad, los edificios góticos son un prodigio de equilibrio, logrado a través de múltiples cálculos que sólo fueron posibles a medida que los conocimientos matemáticos fueron accesibles a través de las traducciones de los sabios musulmanes
Para la creación de una obra de arte, tiene gran importancia la figura del “Cliente”, es decir la persona para la cual se realiza la obra. Durante el gótico, el cliente por excelencia continúa siendo la iglesia católica y en consecuencia se edificaron magnificas catedrales con el fin de expresar en piedra y cristal el pensamiento teológico de la época, la concepción de una iglesia triunfante reflejo de la Nueva Jerusalén, así como las nuevas corrientes místicas preocupadas por el ascenso de las almas y la iluminación. Estas ideas sobre la luz, la elevación y el triunfo fueron plasmadas en la elaboración de dichas catedrales y esto es lo que sentimos al contemplar una catedral gótica. Pero no sólo la iglesia incidió de manera notable en la creación de las obras de arte, los soberanos y señores locales en constante rivalidad construyeron espléndidos palacios y se preocuparon por el embellecimiento de la ciudad, para honor y gloria de sus nombres; y en especial, también debemos mencionar la aparición de unos nuevos clientes, representantes de la clase burguesa que con su dinero contribuyeron a la laicización del arte.
El gótico reinó en Europa hasta que fue sustituido paulatinamente por el renacimiento, primero en Italia (S. XV) y más tarde en el norte de Europa (S. XVI).

CARACTER RELIGIOSO DEL ARTE GÓTICO


El arte Gótico, a semejanza del Románico es eminentemente religioso, no sólo en su temática o contenido, ni por el hecho de que fue la Iglesia el principal mecenas o patrocinador, sino porque el arte fue considerado como un instrumento de evangelización durante todo el medioevo.

Si para la época Románica, la principal construcción fue el monasterio, para la gótica, fue la catedral. En tiempos románicos, los monjes, en especial los Benedictinos cumplían su labor religiosa dentro de los monasterios, mediante la práctica de una vida austera; pero al trasladarse el centro de actividad a las ciudades, fue necesaria la creación de nuevas órdenes religiosas, las cuales participaron directamente en la vida de los fieles, estas órdenes fueron las mendicantes.
El clero mendicante no estaba ligado a un determinado monasterio, sino que tenía un carácter dinámico y estaba obligado a predicar y luchar contra las herejías. Este carácter dinámico y su absoluta fidelidad hacia Roma “…permitió a los pontífices utilizar a franciscanos y dominicos como un verdadero ejército en defensa de sus intereses. En su papel de predicadores, misioneros, inquisidores
, canonistas, teólogos o intelectuales los mendicantes proporcionaron la base humana imprescindible pare el triunfo de la teocracia pontificia…” ( http://www.artehistoria.jcyl.es/historia/contextos/1074.htm)

Las órdenes mendicantes (del latín mendicare, pedir limosna) estaban obligados por el voto de pobreza, no obstante llegaron a recibir importantes donaciones de príncipes y burgueses que utilizaron en la construcción de iglesias y monasterios góticos. Las órdenes más importantes fueron: la de San Francisco de Asís, fundada en 1222 y la de Santo Domingo de Guzmán, fundada en 1215, también se crearon ordenes femeninas tales como las Dominicas y las Clarisas. Todas ellas contribuyeron al dialogo directo entre la iglesia y la nueva sociedad y su influencia espiritual alcanzó también al arte.
“…Las órdenes mendicantes resultaron así las grandes difusoras de la arquitectura gótica y, pese a ser órdenes austeras, promovieron el arte para gloria y honor de Dios…” ( Los Siglos del Arte”. El Siglo XIV. Sandra Baragli, edt. Electa. p. 38)En un principio las construcciones religiosas fueron sobrias y sencillas, acorde con el principio de pobreza de los monjes, pero rápidamente se borra la imagen de austeridad y las iglesias son ricamente decoradas con esculturas y vitrales costosísimos, ejemplo de ello son la iglesia franciscana de la Santa Cruz en Florencia y la iglesia dominica de Toulouse. En especial, los Franciscanos utilizaron el arte como medio de propaganda religiosa y en consecuencia, san Francisco es continuamente reproducido en los frescos, retablos y vitrales, convirtiéndose en el favorito de la época gótica.

Santa Cruz de Florencia

CARACTER URBANO DEL ARTE GÓTICO

Una diferencia fundamental entre el arte románico y el gótico es el carácter urbano de éste último. En efecto, el Románico nace dentro de una sociedad rural, formada por guerreros y campesinos; el gótico se desarrolla en las ciudades y va a coincidir con la decadencia del feudalismo y la consolidación del poder real.
La ciudad se erige como centro político, religioso, cultural y económico. Las plazas son flanqueadas por la catedral y el palacio municipal, en una constante rivalidad entre el poder de la iglesia y de la nobleza.
En esta época, se incrementa el comercio especialmente con el medio oriente y se crean las universidades. Aparece una nueva clase social: la burguesía, la cual contribuye a la construcción de las catedrales y palacios mediante el pago de limosnas y tributos; asimismo surgen los gremios o asociaciones de oficios, llamados “artes” en Italia y “guildas” en el norte de Europa, en las cuales se agrupan los burgueses y cuyo poder económico se manifiesta en los edificios que albergan sus sedes.
Es así que durante esta época se construyeron múltiples edificaciones de carácter religioso y laico que contribuyeron al embellecimiento y gloria de las ciudades medievales.

LA BURGUESIA

Superada la economía rural de subsistencia, propia de los primeros años medievales, se da paso a una economía abierta lideralizada por una nueva clase social: la burguesía. Gracias a ella se intensificaron los intercambios comerciales, se organizaron compañías monopolistas y se crearon poderosos bancos.
La burguesía estaba formada por personas no sometidas a la jurisdicción señorial, esencialmente comerciantes y artesanos libres que vivían en las ciudades o burgos, desempeñando tareas típicamente urbanas tales como el comercio, actividades bancarias o el simple ejercicio de una profesión u oficio.
A medida que la aristocracia feudal perdía relevancia a favor de unas monarquías cada vez más centralizadas, la burguesía – gracias a su fuerza económica y en alianza con la aristocracia real – fue adquiriendo cada vez mayor poder político; esto permitió establecer las bases jurídicas para el desarrollo de un modo productivo acorde a sus intereses, la expansión del comercio y de la actividad gremial y conquistar, a la larga el régimen municipal.
El florecimiento del arte gótico se debe en gran parte al desarrollo de una sociedad aristocrática cortesana y a la burguesía; quienes con su dinero y su manera de concebir la vida promueven el refinamiento y una renovada elegancia del arte. Es así que en paralelo con un arte eminentemente religioso surge un arte secular, con edificaciones llenas de lujo y confort que reflejan el poder económico y político de sus habitantes, igualmente reaparece el retrato y se hacen representaciones de escenas domésticas y cotidianas propias del estilo de vida burgués.
La burguesía se consolidó durante el Renacimiento, gracias al desarrollo del comercio colonial. Posteriormente, a finales del siglo XVIII, la imposibilidad de acceso al poder debido a las políticas absolutistas logró frenar el ímpetu burgués. La reacción de la burguesía frente a los reyes absolutistas fue la defensa de los derechos naturales y del gobierno constitucional en contraposición de los privilegios de los soberanos y de la nobleza.

Petrus Christus.- El Joyero y los prometidos o San Eligio en su taller. 1449. Oleo sobre tela.- Pintor gótico de la escuela flamenca (algunos autores lo ubican dentro del Renacimiento nórdico)
alumno de Jan Van Eyck.El pintor tuvo gran exito entre los grupos o cofradías de Brujas y entre los nobles y comerciantes que le encargaron numerosos retratos. El cuadro se caracteriza por la minuciosidad de la ejecución, afán por el detalle y el gusto por la perspectiva lineal. La escena su ubica en el interior de una joyería, en donde posiblemente san Eligio, patrono de los orfebres pesa un anillo, los prometidos son de alta condición. En la mesa aparecen monedas y otros objetos. Una estantería repleta de utencilios (vasijas, un trozo de coral, una caja de anillos…) Existe un espejo que refleja a dos transeuntes ubicados dentro de un verdero paisaje urbano. El cuadro combina un tema religioso con otro profano a los fines de los gustos de los ricos burgueses.

Luego de la Revolución Francesa, la burguesía reasume el poder político, implantando poco a poco la democracia parlamentaria e inicia con éxito la revolución industrial, dando origen al capitalismo y a la sociedad de clases. La gran burguesía capitalista se convierte en la clase dominante y propietaria de los medios de producción, claramente diferenciada de la clase trabajadora o proletariado. A partir de este momento, la antigua y revolucionaria burguesía se convierte en una clase conservadora y explotadora de los trabajadores, siendo necesaria la aparición de corrientes socialistas a los fines de despertar conciencia y organizar al proletariado en la lucha por sus derechos.

SEMEJANZAS Y DIFERENCIAS ENTRE EL ROMANICO Y EL GOTICO

Se ha dicho que el arte gótico resulta de la evolución del arte románico, sin embargo observamos actitudes diferentes e incluso opuestas. Si el Románico es recogimiento, oscuridad, solidez; en el gótico hay luz, color y elevación a lo divino. Este cambio de actitud es la clave fundamental para distinguir ambos períodos.


1.-
Tanto en el románico como en el gótico, la religión es la fuente de inspiración del arte. El monasterio, la máxima expresión de la arquitectura románica y la catedral, símbolo de la arquitectura gótica reflejan el carácter religioso de ambas épocas y por ende la fe cristiana en la época medieval.
2.-
El románico es un arte eminentemente rural, se desarrolla en una sociedad conformada por guerreros, campesinos y monjes; una sociedad tripartita en remembranza de la trinidad religiosa. El gótico se desarrolla principalmente en las ciudades y está marcado por el nacimiento de una nueva clase social, la burguesía.
3.-
En el románico, la arquitectura se desarrolla gracias a la labor de los monasterios, subrayándose así su carácter religioso, siendo las edificaciones civiles de poco interés. Durante la época gótica, además de la iglesia, también figuraban como clientes de las obras artísticas los nobles y la nueva clase burguesa por lo que se desarrolló una importante arquitectura civil, tales como palacios, ayuntamientos y lonjas o edificaciones mercantiles.
Viollet
Le Duc señaló que el arte gótico “… era un arte esencialmente episcopal y municipal, oponiéndolo así al arte románico, que era principalmente monástico…” (Historia del Arte. Edt. Lafer, Tomo 2, pág. 190).
Aunque se construyeron algunas esplendidas catedrales románicas e igualmente se llegaron a edificar monasterios enriquecidos con iglesias y claustros en el nuevo estilo gótico, esta frase encierra una gran verdad: el carácter rural y monástico del románico y el carácter urbano del gótico.
4.-
Durante el románico los conocimientos filosóficos, las técnicas de arquitectura, pintura, escultura, etc. eran de la exclusividad de los monasterios; durante el gótico todas las artes dejaron de ser monopolizadas por los talleres monásticos en beneficio de las universidades y de los profesionales laicos organizados en logias o gremios.
5.-
Durante el románico, la escultura y la pintura tenían carácter eminentemente monumental, es decir se encontraban subordinadas a la arquitectura; en el gótico se suaviza esta dependencia hasta liberarse del marco arquitectónico.
6.-
Concepción intemporal de la obra gótica.
Las construcciones románicas de dimensiones más reducidas y en consecuencia menos costosas, pudieron en la mayoría de los casos construirse en un lapso prudencial de años, respetándose el proyecto inicial. En cambio, en el gótico se planifican edificaciones mucho más atrevidas y costosas que requerían de mucho tiempo para finalizarse, algunas veces, varias generaciones. Los proyectos iniciales de las catedrales góticas eran con frecuencia modificados a lo largo de su ejecución, combinándose estilos diferentes.

“…Sin duda el principal elemento de continuidad es la concepción intemporal de la obra: en la mayor parte de las construcciones los estilos se suceden y funden al ritmo de los siglos, sabiendo los contemporáneos que hacen una obra que ellos no la verán terminada, ni quizá sus hijos o nietos. En muchas de ellas, incluso se pone en valor el atrevimiento por comenzar un desafío técnico o económico (a veces por rivalidad política) que cuando se inicia no se ha planificado cómo terminar, como es el caso de las catedrales de Siena y de Florencia ..” (http://es.wikipedia.org/wiki/G%C3%B3tico)

7.- La luz es una de las características más emblemática del nuevo estilo Gótico a diferencia del Románico. En el primero, la luz se desarrolla como un elemento natural de la construcción, en el románico en cambio, predomina la oscuridad por la escasez de vanos o ventanas.

“…Si el Románico es recogimiento, oscuridad, predominio de masas sobre vanos, el Gótico implica todo lo contrario, luz, color, elevación, expresividad, naturalismo. El abad Suger, promotor de la construcción de Saint Denis, recoge en sus pensamientos estas ideas que reflejan a la perfección el cambio sustancial que conlleva este estilo artístico, cambio que también se produce en la sociedad y en la economía..”
( http://www.artehistoria.jcyl.es/historia/contextos/1360.htm )

Interior de la basílica de St. Denis
8.-
En el gótico, en correspondencia con las nuevas tendencias filosóficas y religiosas (recuperación de la filosofía de Aristóteles a través del averroísmo y el humanismo de San Francisco de Asís) se representan a los personajes religiosos en un plano más humano, dejándoles demostrar emociones tales como el placer, dolor, ternura, enojo, rompiéndose así el hieratismo y formalismo románico.

ARQUITECTURA GOTICA

La arquitectura gótica nació en París, con la catedral de Saint Denis, mandada a construir por el abad Suger, consejero del Rey Luis VII; pronto el nuevo estilo se extendió al resto de Francia y de allí a toda Europa. Asimismo, lejos de limitarse a las edificaciones de tipo religioso, poco a poco, fue abriéndose camino en el mundo profano, construyéndose magníficos palacios civiles. No obstante es la catedral donde el gótico alcanza su mayor expresividad
Catedral de Saint Denis. Francia. La primera construcción que abraza el nuevo estilo gótico fue erigida en el año 1140, en París por el abad Suger. La catedral testigo de grandes acontecimientos históricos se convirtió en la principal necrópolis de reyes y reinas hasta que en 1773, durante la Revolución Francesa se procedió a la exhumación y profanación de la tumbas reales.
Las causas generales de este estilo, no sólo han de buscarse en la necesidad de iglesias más amplias debido al crecimiento de las ciudades y el número de sus pobladores, ni en el natural desarrollo de las técnicas de la arquitectura románica; sino en la necesidad de plasmar el concepto teológico de la luz, imperante de la época. Así, el abad Suger, personaje decisivo en la formación del gótico, ordenó la construcción de su iglesia en concordancia con las ideas relativas a la supremacía de lo espiritual sobre lo material, de la luz como elemento esencial de la simbología divina. En consecuencia, a los arquitectos góticos les correspondió formalizar la idea de la Ciudad Celestial o Nueva Jerusalén, contenida en el Apocalipsis de San Juan. Esta cosmovisión se manifestó en la construcción de catedrales elevadas con grandes ventanales y llenas de luz. Así la silueta de una catedral gótica refleja el concepto de la iglesia triunfante, de la Nueva Jerusalén, en donde se integra lo material con la luz divina, vista ésta como un elemento arquitectónico más.
“…Las nuevas catedrales proporcionaban a los creyentes un reflejo del otro mundo. Habrían oído hablar en himnos y sermones de la Jerusalén celestial, con sus puertas de perlas, sus joyas inapreciables, sus calles de oro puro y vidrio transparente (Apocalipsis 21). Ahora, esa visión descendió del cielo a la tierra. Las paredes de estos edificios no eran frías y cerradas. Se hallaban formadas de vidrios coloreados que brillaban como una piedra preciosa. Los pilares, nervios y tracerías se realzaban en oro. El fiel que se entregase a la contemplación de toda esa hermosura sentiría que casi había llegado a comprender los misterios de un reino más allá del alcance de la materia…” (“Historia del Arte” E.H. Gombrich, p.189).
En conclusión, podemos decir que la catedral gótica, no sólo refleja la vitalidad de las ciudades, la riqueza y prestigio de sus obispos; sino también y muy especialmente la fe de aquella época. En verdad, el ideal de los arquitectos góticos fue expresar en piedra y vidrio la concepción mística de la Iglesia Triunfante; para que todos los creyentes en espera de la Nueva Jerusalén, una ciudad de una belleza inimaginable como corresponde al hogar de Dios, construida con oro, perlas y piedras preciosas, morada de ángeles y almas justas, pudieran aquí en la Tierra disfrutar de una visión semejante.
Catedral de Nuestra Señora de París. (1163. 1245). Se comenzó a construir en el año 1163 por orden del obispo Maurice de Sully. Las torres tienen 69 m. de alto y sirvieron de modelo a posteriores iglesias góticas. La torre sur alberga la campana Emmanuel, la cual se puede visitar pasando por la famosa galería de las quimeras o gárgolas. En la foto pueden apreciarse los magníficos arbotantes. La catedral es protagonista de la famosa novela de Victor Hugo ” El jorobado de Nuestra Señora de París”.

CARACTERÍSTICAS:

Aunque en principio la silueta de las catedrales góticas es inconfundible, definir las características propias del estilo, no es tarea fácil. No obstante, tres son los elementos principales que otorgan a la arquitectura gótica su peculiar personalidad: El arco apuntado u ojival, la bóveda de crucería y los arbotantes, con estos tres elementos los arquitectos góticos revolucionaron la construcción medieval.

Catedral de Chartres (Francia). Se inició su construcción en el año 1194 y se completó en sólo 30 años. Las vidrieras del siglo XII representan la colección más grande del mundo, miden un total de 2.499 mts.

1.- ARCO APUNTADO.
El arco es un elemento constructivo en forma curva que salva el espacio entre dos pilares o muros, esta formado por cuñas de piedras, llamadas dovelas que se colocan en forma radial y en el caso del arco apuntado, típico del arte gótico los dos segmentos de la curva se cortan en la parte superior o clave, creando un ángulo agudo.

“…El arco apuntado se considera uno de los tres elementos distintivos de la arquitectura gótica , junto con la bóveda de crucería y el arbotante…”
(
http://es.wikipedia.org/wiki/Arco_apuntado )

La utilización del arco apuntado u ojival es sin duda una de la más emblemática característica de la arquitectura gótica, es más esbelto y ligero que el arco de medio punto, propio de la arquitectura románica y gracias a su verticalidad se logra aminorar la presión lateral y en consecuencia elevar la altura de los edificios.
Los arcos semicirculares del románico resultaron inadecuados para los arquitectos góticos, por lo que se reinventa el arco apuntado, ya conocido con anterioridad por la arquitectura musulmana. El arco apuntado es utilizado para construir bóvedas, puertas, ventanas y en múltiples elementos decorativos. Su ventaja es que podían hacerse más o menos puntiagudos de acuerdo con las exigencias de la estructura y en concordancia con la altura de los edificios.
El uso del arco apuntado desempeña un doble papel: 1.- constructivo, ya que reduce los empujes laterales permitiendo el desarrollo de construcciones más ligeras y atrevidas; 2.- plástico, porque da a las construcciones un aspecto de verticalidad, de proyección hacia arriba, típico del estilo gótico.

2.- BÓVEDA DE CRUCERÍA O DE OJIVAS.
Una bóveda es una estructura arquitectónica que sirve para cubrir espacios. El sistema de cubiertas románico hecho a base de bóvedas de cañón o de arista se sustituye en la arquitectura gótica por otro muy diferente basado en el uso de la bóveda de crucería de ojivas o nervada.
“…Podemos definirlas como una bóveda de arista (es decir, la engendrada geométricamente por el cruce perpendicular de dos bóvedas de cañón, típica del Románico) sostenida por dos arcos tendidos en diagonal, los arcos ojivales u ojivas, que se cortan en la clave; en su composición definitiva, la bóveda de crucería consta además de cuatro arcos apuntados que la encuadran, los dos arcos fajones dispuestos transversalmente al eje de la nave, y los dos formeros, dispuestos paralelamente a dicho eje. Este conjunto de arquerías, cuyas claves se encuentran a idéntica altura, constituye el esqueleto de la bóveda; los espacios que quedan entre ellos se recubren mediante cuatro elementos o paños formados por dovelas de piedra. Cada una de las bóvedas de crucería que, alineadas constituyen la cubierta de las naves de los edificios forman un tramo de ésta…” (“Historia del Arte” Edt. Lafer. Tomo 2, Pág.192)
En resumen podemos decir que la bóveda de crucería se forma por una serie de arcos que se cruzan con función estructural, de allí su nombre. El número de arcos puede variar, dando lugar a la existencia de diversos tipos de bóvedas: cuatripartita, sexpartita, reticulada, estrellada, de abanico. La presión de las bóvedas de crucería se refleja en los arcos y en los pilares que los sustentan, por lo cual su cerramiento no necesita ser macizo, basta con un recubrimiento de mampostería para cerrar los espacios
.

Bóveda cuatripartita.- formada por el cruce de dos arcos apuntados fue la más utilizada en el período gótico.


Bóveda de San Juan de Torum.- La forma y disposición de los arcos o nervios puede ser muy variada y compleja, llegando a tener en el gótico tardío intrincados diseños geométricos, como la bóveda estrellada de San Juan.

Al construirse una bóveda de crucería la presión se localiza en los pilares y en consecuencia los muros pierden su función de soporte, ello conduce a una estructura mucho más lígera, en la cual se permite la apertura de grandes ventanales. La iglesia de SaintDenis, de mediados del siglo XII fue la primera en utilizar una bóveda de crucería con estructura verdaderamente gótica, como la que se ha descrito.

3.- SOPORTES:
Toda bóveda ejerce un doble empuje, uno vertical y otro transversal. Para solucionar la presión vertical se continúan utilizando los soportes internos conformados por las columnas y pilares. Para contrarrestar el empuje transversal, sabemos que la arquitectura románica utilizaba los contrafuertes, pero a medida que se va desarrollando el estilo gótico, los arquitectos recurrieron a unos soportes externos mucho más atrevidos llamados arbotantes
.

Los Arbotantes.-
Son la clave para construir los edificios altos y livianos propios del gótico. El arbotante es una especie de puente macizo que sujeta las bóvedas de las naves internas de la catedral, transmitiendo el punto de presión a los contrafuertes del exterior, permitiendo a los arquitectos abrir mayores vanos en la fábrica del edificio.
La utilización de los arbotantes “… modificó por completo la silueta de los edificios, deparándoles un aspecto sorprendente nunca visto hasta entonces y que no volverá a repetirse en la Historia del Arte, consistente en la presencia, alrededor de un cuerpo central de naves abovedadas, de un conjunto de líneas oblicuas y verticales que definen en torno a él un volumen de espacio libre…” ( Historia del Arte, Tomo 2, Edt. Lafer. Pág, 193)
Catedral de Bourges (arbotantes)En efecto, los arbotantes transmiten el empuje lateral de las bóvedas a unos contrafuertes, que a diferencia del románico, se sitúan lejos de los muros del edificio, éstos quedan libres para abrir grandes ventanales que se adornan con vitrales multicolores, dando al interior una gran luminosidad y misticidad.
El arbotante empezó a utilizarse con mayor frecuencia después del siglo XII. Entre los modelos más innovadores están la Catedral de Bourges, la de Chartres, la de Amiens, Beauvais y Colonia.
Los arbotantes también servían también para canalizar el agua de las lluvias, las bocas de desagüe se decoraban con figuras de seres monstruosos, llamadas gárgolas

Gárgolas de Nuestra Señora de París

Los Pilares. Los empujes verticales de las bóvedas recaen durante el gótico principalmente sobre los pilares que se hacen mucho más estilizados que en el románico y habitualmente son de forma cilíndrica y rodeados de semicolumnillas,
Estas columnillas van aumentando en número a medida que progresa el estilo. Al principio, suelen ser cuatro o seis en los pilares aislados. Pero luego se van multiplicando de tal manera que aparece todo el soporte como un haz de cilindros los cuales se conecta cada uno de ellos a los arcos o nervios de la bóveda.
La descomposición de la superficie de los pilares en múltiples columnillas permitió establecer una continuidad plástica entre los nervios de las bóvedas y estas columnillas, que subrayaba el efecto de verticalidad de las grandes catedrales.
Columna con semicolumnillas, sin capitel de la colegiata de Medina del Campo (España)

Los Capiteles. El capitel gótico carece de la importancia religiosa y arquitectónica que tuvo durante la época románica.
Se presenta de una forma mucho más simple y estilizada, al principio se realiza en forma de tambor cónico con follaje; posteriormente, a medida que el gótico se desarrolla, el capitel se hace más pequeño y delicado hasta desaparecer en un haz de junquillos que se ramifica directamente en los nervios de la bóveda sin que medie solución de continuidad en muchos casos (ver foto anterior). Durante el siglo XIV se admiten figurillas e historias entre el follaje pero siempre con mucha mas pulcritud que en el románico,
Capitel del palacio Ducal, Venecia, se observan figurillas entre el follaje.4.- LAS PLANTAS.-

Planta de la catedral de Chartres, Francia Se siguen utilizando las mismas plantas de las iglesias románicas, siendo la predominante la “cruz latina”, pero con importantes modificaciones respecto a la altura y superficie. Estas tienen generalmente tres naves, pero es posible encontrar catedrales con cinco naves, siendo la nave central mucho más elevada que las laterales.
Se experimentan cambios especialmente en la zona de la cabecera, ya que las capillas, los ábsides y las girolas dejan de ser semicirculares para hacerse poligonales.

5.- PREDOMINIO DE LOS VANOS SOBRE LOS MUROS.
Ventana del Monasterio de Bebenhausen
Esta es una gran diferencia respecto al románico; en efecto el cambio de la estructura de los edificios permitió abrir grandes huecos o vanos en los muros de las fachadas permitiendo la iluminación de los mismos.
Los edificios, concebidos como una armazón de soportes, arcos y bóvedas, no requerían los gruesos muros del románico y en consecuencia se multiplicaron las ventanas que luego se cerraron con vidrios multicolores. Así los artistas de la época pudieron dar rienda suelta a su imaginación creando un arte desconocido hasta la fecha como fue el vitral.
Los vitrales son dibujos hechos con innumerables trozos de vidrios, que forman una especie de rompecabeza ensamblado en una armazón de plomo llamado emplomado, él cual no sólo le sirve de soporte sino que realza la silueta de las diversas figuras del conjunto. Los colores empleados fueron muy variados y además de utilizaron vidrios de diferentes grosor para incrementar la gama cromática, por último se complementaban los detalles a punta de pincel.
Los vitrales destinados a cerrar grandes vanos permitían la entrada de una luz entre natural y mística que transportaba a los creyentes a una especie de ciudad celestial. Ellos constituyeron un capitulo muy importante en el gótico y rápidamente se extendieron a toda Europa, con excepción de Italia, la cual continuaba decorando los muros de las catedrales con murales.

Ventanas de la catedral de Saint Denis, París.

En la decoración arquitectónica de las ventanas destaca tambien la tracería calada o crestería, que era una decoración geométrica tallada en piedra que se colocaba en el interior de los arcos apuntados de los ventanales o dentro del rosetón.

Puertas. Las puertas de acceso al templo suelen colocarse en los brazos y pies de la cruz. Se continúa con el abocinamiento románico sólo que ahora los arcos son apuntados y las arquivoltas se multiplican. Los tímpanos siguen siendo decorados. Sobre la portada encontramos el rosetón que da iluminación y cromatismo al interior del templo.
El motivo más utilizado en las portadas son esculturas de los apóstoles ubicados en doseletes entre las columnillas. Éstos comparten un sentimiento de ingravidez, que los asemeja a huéspedes celestiales. Las iglesias del Cister y otras menores carecían de imaginería en la portada y sólo contaban con un gran arco abocinado decorado con simples baquetones o alguna ornamentación vegetal o geométrica.
5.- ELEVACIÓN.-
Los arquitectos góticos se complacieron en construir edificios esbeltos, proyectados hacia el cielo y de proporciones vertiginosas. Los arcos apuntados, los arbotantes y los pilares descompuestos en columnillas conectados a los nervios de las bóvedas fueron los elementos determinantes de este efecto de verticalidad. Además, los elementos ornamentales subrayaban la verticalidad, tales como los pináculos o flechas apuntadas con las cuales se coronaban los contrafuertes y en especial las agujas, que no eran otra cosa sino las puntas de las torres o campanarios.
Los franceses lograban la altura de sus catedrales, principalmente con sus bóvedas apoyadas en arbotantes, mientras que los alemanes e ingleses en una verdadera rivalidad por alcanzar el cielo crearon las agujas.

Nuestra Señora de París. Empezó a construirse en el año 1163 y se terminó en 1270. Lo que más impacta de la catedral es su fachada oeste, con sus torres gemelas que sirvieron de modelo a numerosas iglesias góticas. Sues ejes estructurales horizontales y verticales convergen en el rosetón, las portadas estan ricamente decoradas con soberbias esculturas. Es la iglesia más famosa de Francia y quizás del mundo, protagonista de la novela de Victor Hugo, “El jorobado de Nuestra Señora de París”.

Catedral de Ulm. La aguja más alta es la de la catedral de Ulm, en Alemania. Aunque la catedral inició su construcción en 1380 su aguja de 160 metros – cumbre de la ambición gótica – fue terminada cinco siglos después de proyectada, la sigue la catedral del Colonia, con dos agujas de 150 metros. Fuera de Alemania, la aguja más alta la ostenta la catedral de Salisbury con 123 metros.

6.- LA LUZ.

Interior de la catedral de Saint Denis (Francia)

Las catedrales góticas se caracterizan por la luz, una luz físca que entra por las ventanas y a la vez mística, porque esta transfigurada y coloreada mediante vitrales. Esta luz que llena el espacio transformándolo en irreal y simbólico, es identificada con la divinidad e intenta acercar a los fieles, de una manera vivencial a los valores religiosos de la época. Es así que “… La luz está entendida como la sublimación de la divinidad… la escuela de Chartres considera la luz el elemento más noble de los fenómenos naturales, el elemento menos material, la aproximación más cercana a la forma pura. El arquitecto gótico organiza una estructura que le permite, mediante una sabia utilización de la técnica, emplear la luz, luz transfigurada, que desmaterializa los elementos del edificio, consiguiendo claras sensaciones de elevación e ingravidez…”.
(http://es.wikipedia.org/wiki/G%C3%B3tico)
Rosetón de la catedral de Nustra Señora de París

La progresiva sustitución de los muros por ventanales hace que nazca el arte de los vitrales, los cuales permitían el paso de una luz policroma y matizada, con gran efecto místico. Este fue el arte preferido de Europa, con excepción de Italia, que como sabemos no se apegó a la moda de abrir grandes vanos.
Generalmente se utilizaban colores vivos y las figuras se delineaban con plomo, dando un aire irrealista y artificial. Los vitrales más hermosos se consiguen en Francia, ejemplo de ellos son los de la catedral de Estrasburgo y Ruan; en Inglaterra tenemos los vitrales de la catedral de Cork y en España, la catedral de León.

Un elemento decorativo muy característico del gótico es el ROSETÓN, que se coloca en los vanos circulares ubicados en los altos de las fachadas. Estos están decorados en su interior por una tracería calada dispuesta radialmente.
Ventanas y rosetones suelen cerrarse con magníficas vidrieras policromadas que toman el lugar de la pintura monumental de la época románica, la cual tiende a desaparecer por la falta de muros en las edificaciones góticas. Al igual que la pintura y la escultura románica, los vitrales góticos cumplían una función didáctica y se desempeñaban como verdaderas biblias visuales que llevaban el mensaje de Dios a todas las personas
“Las imágenes de las vidrieras son principalmente para las personas humildes que no pueden leer la palabra de Dios, para mostrarles en lo que deben creer… Abad Suger (“Historia de la Arquitectura”. Jonanthan Glancey. pág.54)

ARQUITECTURA GÓTICA CIVIL
El desarrollo de la vida urbana a partir de los siglos XI y XII, el poder político de las grandes dinastías reales europeas y de algunas familias aristocráticas y el surgimiento de la clase burguesa favorecieron el desarrollo de una variada y rica arquitectura laica.
El poderoso auge de la vida urbana y comercial se materializó principalmente en Flandes, el norte de Francia, Inglaterra, Alemania, el norte de Italia y Cataluña, lugares donde se construyeron una variada gama de edificaciones ciudadanas, tales como palacios, ayuntamientos, casas de corporaciones, hospitales, etc..
Tanto en la arquitectura civil como en la militar y sin distinguir entre edificios públicos o privados, se utilizaron las formulas constructivas y decorativas semejantes a las de las grandes edificaciones religiosas: arcos apuntados, decoración de tracerías caladas, pináculos, etc

Palazzo Vechio (Florencia) El término palacio, que en los primeros siglos de la edad media se refería a la sede del rey o del emperador, se amplia para referirse a los edificios públicos o sedes residenciales de los príncipes laicos o eclesiásticos, incluso de los burgueses ricos. Los mismos tenían una función de status symbol, es decir se construyen para reflejar el nivel económico y social de su propietario. Así se edifican soberbios palacios como símbolos del poder de las ciudades y de las riquezas de sus moradores, aunque la mayoría de la población, -como ayer, hoy y siempre- vivía en pobres e insalubres habitaciones.
Los edificios civiles más representativos eran los AYUNTAMIENTOS, edificaciones o palacios de carácter público y las LONJAS destinadas a usos mercantiles. Los primeros solían tener un planta baja abierta, en el primer piso funcionaban las oficinas municipales y en los pisos superiores los aposentos de los regidores de la ciudad. Los ayuntamientos de Florencia, Venecia, Siena, Montepulciano y Perugia en Italia son realmente impresionantes Quizás los más emblemáticos edificios civiles sean el Palazzo Ducale situado en la Plaza de San Marcos en Venecia y el palazzo Vecchio de Florencia

Palazzo Ducale (Venecia)

Las lonjas o palacios de la nueva aristocracia mercantil se estructuraban en pisos superpuestos, en la planta baja se realizaban las actividades comerciales o empresariales y en los pisos superiores se hallaban las viviendas. Entre los mejores edificios góticos de uso comercial, tenemos los mercados de paños de Iprés y de Brujas, ambos en Bélgica, fácil de entender, si sabemos que el comercio de tejidos era la mayor actividad económica de los Países Bajos.

Ypres. Salón de Telas o Lakenhalle

A su vez, los nobles españoles construían casas de piedra con patios, que aunque resultaban muy austeras, poseían una magnifica decoración como por ejemplo la Casa de las Conchas en Salamanca .

La Casa de las Conchas.-

CONSTRUCCIONES EN MADERA.-

Catedral de Borgund (Noruega
La mayor parte de las construcciones góticas fueron construidas en piedra y en los lugares donde no la había en suficiente cantidad, como en los Países Bajos se sustituyó por el ladrillo. Ello, en gran parte, por el temor a los incendios. No obstante, la madera se utilizó mucho en la construcción de casas y edificios menores.
A pesar de lo afirmado, en algunos países como Noruega y Suecia, cubiertos de bosques, la regla fue modificada y se construyeron magnificas catedrales de madera. La más famosa y mejor conservada es la Catedral de Borgund, en el fiordo Sogne de Noruega, construida en 1150, ella es distinta a todas las demás iglesias cristianas del mundo e inquieta tanto como un barco vikingo. Otras; La iglesia de Urnes (Noruega), Lund (Suecia)
Francia: Las primeras iglesias construidas en el nuevo estilo gótico se encuentran en Francia, tales como las iglesia de Saint- Denis y Notre-Dame, ambas en París; ellas representan el llamado estilo Gótico de Transición o Primer Gótico. A medida que desaparecen los vestigios de la arquitectura románica, la arquitectura gótica se hace más pura y aparece el estilo Gótico Clásico, las catedrales de Chartres, Amiens, Reims, así como el Palacio de los Papas en Avignon se encuentran en este marco. En todas destaca el uso sorprendente de la luz que como un nuevo elemento arquitectónico crea una atmósfera nueva y sobrenatural, no obstante el uso de las vidrieras y rosetones se maximiza en el estilo Gótico Radiante “…El arte de hacer vidrieras policromadas alcanzó su punto álgido en la iglesia de Sainte Chapelle en París, donde las ventanas constituyen tres cuartas partes de la pared…”( Historia de la pintura” Wendy Beckett, edt. Blume, pág. 40). Por último aparece el estilo Gótico Framígero, utilizado en la catedral de Ruan.
Sainte-Chapelle está considerada como una de las mejores representaciones del arte gótico del mundo occidental. Su construcción se inició en 1248 en la Isla de la Cité por orden de San Luis. La cual se destinó para acoger en ella la corona de espinas y una parte de la cruz de Cristo.La Santa Capilla se divide en dos partes: la capilla baja (o inferior) dedicada a la Virgen y a la que podían acceder la gente del pueblo. La capilla alta (o superior) estaba reservada a la realeza y en ella se eliminaron las paredes para colocer grandes vidrieras que representan escenas religiosas divididas por finas columnas.En el año 1862 se consideró un monumento Histórico Nacional de Francia.

Catedral de Amiens.-Empezó a construirse alrededor del año 1220, esta catedral con una altura de la bóveda de 42,30 m. y una longitud interior de 133,50 m. es el mayor edificio religioso de Francia y uno de los más hermosos debido a que su decoración del gótico tardío se ha mantenido casi intacta. En la fachada oeste destacan, además de las tres portadas ricamente ornamentadas, la particular armonía y belleza de sus abundantes figuras.

Palacio Papal de Avignon.-La ciudad de Avignon fue residencia de siete papas desde 1309 hasta 1377; una vez regresada la sede a Roma gracias a la intervención de Santa Catalina de Siena se produjo el Gran Cisma de Occidente y los antipapas Clemente VII y Benedicto XIII continuaron viviendo en Avignon. El palacio Papal es la más grande de las construcciones góticas de la edad media, tiene 15.164 m2. da sobre el río Ródano y fue decorado por Simone Martini y Matteo Giovadetti, entre otros. Forma parte de los 10 monumentos más visitado de Francia.

GÓTICO INGLÉS.- Dentro del estilo Early English o primer gótico tenemos como modelos a las catedrales de Canterbury y de Salisbury. En el Gótico Perpendicular, las características góticas estan plenamente desarrolladas y se caracteriza por bóvedas de abanico y por el arco Tudor, ejemplo la abadía de Westminster y la Universidad de Oxford y Cambridge.

Catedral de Salisbury.- Fue construída durante los años 1220 a 1258, pertenece al estilo llamado Early English. Esta catedral no sólo cuenta con la torre más alta de Inglaterra, 123 metros, sino que es la única construída integramente en el mismo estilo. El arquitecto Elias de Derham aprovechó la insólita circunstancia del verde y llano prado para crear una planta simétrica y clara. La Lady Chapel o capilla de Santa María transmite una sensación de elegancia y distinción que permite definirla como uno de los espacios más bello del gótico temprano inglés.

Universidad de Oxford.-Se desconoce la fecha exacta de su fundación, no obstante se evidencia actividad desde el año 1096. La rival de Oxford es la universidad de Cambridge, construída poco tiempo después. En la actualidad se matriculan en Oxford más de 20,000 estudiantes que en su mayoría cursan estudios humanísticos y de ciencias sociales.

ALEMANIA.- La obra más perfecta dentro del gótico alemán es la catedral de Colonia y la más alta es la catedral de Ulm. Tambien tenemos la Catedral de Estraburgo como un magnifico ejemplo de la arquitectura gótica y como obra civil: la puerta de Lubeck.

Catedral de Colonia.-La catedral de San Pedro y María es una de las iglesias más famosa de Europa, fue construída entre los años 1248 y 1880. A pesar de que los modos arquitectónicos y estilos evolucionaron durante el largo período de construcción, el aspecto de la mayor iglesia gótica de la cristiandad era tan impactante que apenas se modificaron los planos originales. La avalancha de personas que se recibe diariamente en esta iglesia demuestra que su visión sigue siendo tan impresionante como antaño.

Puerta de Holstentor.- La ciudad de Lubeck, se localiza a las orillas del río Trave y tiene el puerto más grande sobre el mar Báltico. El comercio marítimo impusó a la ciudad y la convirtió en la capital económica de la Liga Hanseática. La parte antigua construída en ladrillos góticos fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. La puerta con doble torre data del siglo XV y es el emblema de Lubeck, no sólo por ser sinónimo de la fuerza física de la ciudad sino tambien por el orgullo de ser la antigua reina de la liga hanseática.

BELGICA Y HOLANDA.- La gran prosperidad económica de los Países Bajos explica la suntuosidad de su arquitectura gótica flamígera. No sólo se destaca por la arquitectura religiosa sino tambien por la civil, la cual fue posible gracias a una rica burguesía. Ejemplos maravillosos son los ayuntamientos de Lovaina, Brujas, Brusellas y las casas gremiales o lonjas de Halle des Drapiers de Ypres y el muelle de hierbas de Gante.

Ayuntamiento de Lovaina.- El magnifico palacio comunal es una joya del gótico tardío brabantino. La primera piedra data del año 1439 y fue colocada por el arquitecto Sulpicio Van der Vorst, luego de su muerte continuó Keldermans y Mathijs de Layens lo terminó. Las elegantes líneas se acentúan por la proporción de la fachada. El movimiento vertical, tan típico del gótico se ve reforzado por las torres de las esquinas. Esta adornado con 236 estatuas realizadas en el siglo XIX.

ITALIA.- El lenguaje arquitectónico gótico empleado en el resto de Europa, apenas tiene éxito en Italia. Frecuentemente se rechazan las innovaciones técnicas y estéticas del nuevo estilo. Hay tendencia a la horizontalidad y moderada luminosidad debido a la discreción de las ventanas y vidrieras. Las torres o campanarios se separan del edificio principal y las fachadas exteriores presentan policromía y en sus interiores las paredes estan hermosamente decoradas con pinturas al fresco. Ejemplos son la catedral de Siena, las iglesias de la Santa Cruz y Santa María Novelle en Florencia. Merece especial atención el campanario del Giotto en Florencia. Respecto a la arquitectura civil tenemos los palacios Vecchio tambien en Florencia, el Palacio Ducal en Venecia y el palacio de Siena.

Catedral de Siena.- Se trata de un templo sin arbotantes de acusada horizontalidad con fachada articulada a base de líneas a lo largo del muro. La resistencia del gótico italiano al arco apuntado se aprecia en los arcos empleados en las tres puertas de la fachada occidental que son de medio punto, aunque coronados por gabletes góticos. También son de medio punto los arcos interiores.
La citada fachada policromada lleva un rosetón enmarcado en un cuadrado.

Campanario de Giotto.- La torre, que empezó Giotto en 1337 y que terminaron Andrea Pisano y Francesco Talenti, es una estructura sólida de casi 85 m. La imponente torre resulta elegante y armoniosa gracias a las ventanas, que tienen una o dos columnas. La torre está completamente cubierta de mármoles blancos, verdes y rosas. La base se divide en dos zonas: una con paneles y bajorrelieves que representan las Artes y las Obras Humanas de Andrea Pisano y de Luca della Robbia; la otra parte está decorada con nichos con estatuas (actualmente, muchos originales están el “Museo dell’Opera del Duomo”), dedicadas a los sacramentos, las virtudes y las artes liberales. Es posible subir al campanario, desde donde se ve un magnífico panorama de Florencia.

ESPAÑA.- Ejemplos del gótico español son las catedrales de Burgos, León y Toledo. El Siglo XIII representa el máximo apogeo del gótico español y se construyeron las manifestaciones más puras dentro del estilo. Durante los siglos XV y XVI, mientras en Italia se desarrolla el Renacimiento, en España la actividad gótica es abrumadora.

Catedral de Toledo.- (1226-1465) Como suele ocurrir en casi todas las catedrales, en ésta tambien trabajaron varias generaciones. Los maestros arquitectos procedieron de Flandes, Francia y por supuesto del ámbito musulmán. La influencia arabe en España, que se designa con el término “Mudéjar” se aprecia por ejemplo en los adornos abstractos y pequeños que cubren extensas superficies.

ESCULTURA GÓTICA

En la escultura gótica se rompen algunos iconos del período románico, tales como el hieratismo y la frontalidad de las figuras, dando paso a un progresivo naturalismo. La expresividad cambia, las figuras se hacen más humanas y reflejan sentimientos a los fines de adecuarla a una nueva mentalidad acordes con los conceptos filosóficos de hombre y naturaleza. Así la representación de Cristo se hace desde una perspectiva más humana para acercarlo al creyente; igual sucede con la Virgen María, ya no se reproduce como un trono donde se sienta Cristo a gobernar, sino que aparece más maternal y femenina.
“…La escultura gótica hunde sus raíces en la del período románico de la que heredó buena parte de la temática y muchos de sus principios funcionales y estéticos, pero difiere profundamente de ella en dos aspectos fundamentales. Por un lado, la escultura gótica, aun siendo esencialmente monumental como la románica, tiende a independizarse de las exigencias del espacio arquitectónico; de otro, se aleja de la rigidez y esquematismo de origen bizantino propios del románico para abrirse hacia un naturalismo y un realismo que se incrementarán a lo largo de su evolución…” (“Historia del Arte”. Ed. Lafer, tomo 2, pág. 222)
Virgen Blanca de Toledo
También podemos decir que tal como sucede en la arquitectura, la plástica gótica refleja luminosidad e ingravidez, lo que se advierte en la estilización y alargamiento de las figuras y en sus posturas en curva, en especial durante el siglo XIV.
En efecto, a partir de este siglo las formas góticas evolucionan hacia un estilo manierista, en el cual se subraya los rasgos sentimentales y las figuras se doblan para adquirir un perfil sinuoso, resaltado por los pliegues de las vestiduras.
Durante el gótico se desarrollan dos tipos de escultura:
1) La escultura monumental:
dependiente de la arquitectura y realizada en piedra es elaborada para adornar profusamente las fachadas de las catedrales; no obstante se observa una progresiva liberación del marco arquitectónico y un mayor naturalismo, respecto a la escultura románica, tal como se indicó anteriormente.

Catedral de Chartres. Portada del triunfo de la Virgen. (Francia). En el año 12o4, el conde de Blois donó a la catedral de Chartres la cabeza de Santa Ana, en cuyo honor se colocó la figura de la santa en el parteluz de la puerta central. En el tímpano aparecen representados la muerte y asunción de la Virgen, en el extremo superior esta la Virgen en majestad con el Niño Jesús sentado en su regazo. La escena esta rodeada de ángeles y diferentes figuras del Antiguo Testamento.

En verdad, la escultura gótica continúa desempeñando un papel fundamental en la configuración del edificio, pero tiende a hacerse independiente, de tal modo que las proporciones de las figuras no están subordinadas al espacio arquitectónico, sino que en muchos casos se transforman en verdaderas estatuas adosadas a los muros o tímpanos. Puede decirse que con el gótico renace el concepto de estatua que había desaparecido totalmente desde los tiempos antiguos.

Las Virgenes Necias.- Catedral de Magdeburgo. El grupo esta formado por 5 virgenes prudentes y 5 necias vestidas a la moda del siglo XIII; aparecen sin idealización alguna como muchachas de la época. Las prudentes sostienen alzadas las lamparas de aceite, mientras que las necias las dejan caer. Todas las figuras estaban policromadas, lo que le daba una vivacidad extraordinaria al conjunto. Las virgenes con sus vestiduras en movimiento y sus hermosos gestos se liberan de la rigidez propia de la estatuaria monumental y niegan la disposición axial determinada por la arquitectura, de este modo, la clasica vista delantera se amplia hacia los lados.

2) La escultura de busto redondo: Son figuras realizadas en madera policromada, marfil o metal completamente independientes de la arquitectura. Con ellas, el arte gótico recobra el concepto clásico de la escultura; la temática de las obras es fundamentalmente de carácter religioso. En Alemania aparecerá, por primera vez desde la antiguedad, una escultura ecuestre de bulto redondo, el Jinete o Caballero de Bamberg.

Caballero de Bamberg. Es la primera estatura ecuestre a tamaño natural desde tiempos antiguos. Se desconoce la identidad del personaje, pero se presume que sea San Esteban de Hungría. se encuentra en la catedral de Bamberg y fue construída entre los años 1225 y 1237.-

Igualmente se desarrolla una importante escultura funeraria. Sobre la cama mortuoria se representa al fallecido en posición yaciente y orando, algunas veces, de acuerdo a la importancia del fallecido se le acompañaba de un cortejo funerario compuesto por llorantes y encapuchados. Este tipo de escultura se realiza por encargo de nobles y burgueses y se colocaba en las capillas.

Tumba de Filippe Le Pot, procedente de la abadía de Citeaux, París. Museo del Louvre. Existe una importante iconografía de la muerte durante el medioevo, no sólo se le representa como un esqueleto portando una guadaña, simbolo de la futilidad de la vida, sino que tambien se le individualiza dando homenaje póstumo al difunto, quien aparece generalmente yacente, como si estuviese dormido con sus ropajes o armas de caballería, acompañado de figuras orantes.

También tenemos los púlpitos y las sillerías de coro, que cumplieron una función decorativa de carácter complementaria muy importante, las últimas servían de asiento a las personas importantes y estaban ricamente decoradas por relieves en madera.
CARACTERISTICAS DE LA ESCULTURA GÓTICA.-

NATURALISMO: Una de las características fundamental de la escultura gótica es su profundo realismo, el maestro se inspira directamente en la naturaleza para la concepción de la figura.
“…El arte románico, dominado por el Dios apocalíptico y por una visión trascendental y simbólica del universo, es sustituido por una complacencia decidida en las bellezas de la naturaleza, dignas de admiración en cuanto son obras de Dios, y por un humanismo equilibrado y profundamente cristiano que dignifica al hombre y a la creación toda, pues lo considera como manifestaciones de las verdades eternas. Ningún campo de la realidad es ya ajeno al interés de los escultores que se deleitan en representar tal como son en realidad los diversos reinos de la naturaleza…” (Historia del Arte. Edt. Lafer, tomo 2, pag. 223)
Los artistas góticos tímidamente se interesan por el cuerpo humano y así vemos que inspirados en el arte clásico van a mostrar la estructura del cuerpo bajo los pliegues de los vestidos, e incluso van a aparecer algunos desnudos como personificación del pecado y de la condena del alma, tal como lo planteara El Bosco en su pintura flamenca.
Filippo Calendario.-El Pecado Original. (detalle) El Palacio del Dux. Venecia. Antes de ser ajusticiado en el año 1355 por haber particiapado en una conjura contra el Dux, Calendario había trabajado en la construcción del Palacio del Dux. Realizó las esculturas de la embriaguez de Noé y la del pecado original, ambas revelan una fuerte expresividad y naturalismo. Aparecen separados por una higuera con la culebra enroscada. Adán y Eva no se miran.sino que se vuelven hacia el expectador. Eva sostiene un higo (en lugar de una manzana) en su mano derecha y con la izquierda señala a Adán, haciendolo participe del pecado. Es obvio, la capacidad del autor para copiar la naturaleza“… De nuevo, como en la época del gran despertar de Grecia, empezaron a contemplar la naturaleza, no tanto para copiarla como para aprender de ella a realizar figuras de aspecto convincente. Sin embargo, existe una gran diferencia entre el arte griego y el gótico, entre el arte del templo y el de la catedral. Los artistas griegos del siglo V a.C. se interesaron principalmente en cómo construir la imagen de un cuerpo bello. Para el artista gótico, todos esos métodos y recursos no eran más que medios para un fin: representar su tema sagrado de la manera más emotiva y veraz posible…(”La Historia del Arte” E.H.Gombrich. Edt. Phaidon., pág. 193).


HUMANIZACIÓN: La representación de la vida de Cristo y de los santos responde a una mentalidad más humana y natural, próxima a los conceptos filosóficos de hombre y naturaleza de la filosofía escolástica. “… El hieratismo geométrico de la figura escultórica románica que induce una percepción atemporal y simbólica deja paso a un progresivo naturalismo…”.

(http://www.arteguias.com/esculturagotica.htm).

Maria Lactans. Museo Nacional de San Mateo, Pisa. La escultura en mármol fue hecha entre los años 1343 y 1347 para la Iglesia de Santa María della Spina. Existen dudas sobre su autor, Vasari se la atribuyó a Nino Pisano, hijo de Andrea Pisano; pero actualmente se considera que la misma es obra del padre. Esta Virgen, la primera que aparece dando el pecho dentro del arte italiano es una muestra clara de la humanización de las las figuras, nada más hermoso y natural que una madre amamantando a su hijo. La Virgen lactando, más que reina de los cielos es madre de Dios y de la humanidad.

Esta humanización de las figuras en la escultura gótica pretende acercar los dogmas religiosos al creyente, se representan los temas sangrados de una manera más emotiva y sincera, de ahí que las figuras reflejen las emociones humanas, las figuras ríen, lloran, sufren como cualquier cristiano; en este sentido podemos señalar que el arte gótico es profundamente expresivo.

El ángel de la sonrisa, catedral de Reims (Francia). Notre-Dame de Reims es conocida también como la “catedral de las coronaciones” o la “catedral de los ángeles”. Esto se debe a que los contrafuertes laterales están rematados por nichos ocupados por grandes ángeles con las alas desplegadas. El más célebre de todos, el Ángel de la sonrisa, situado en la portada de la izquierda, es el emblema de la ciudad.

Como ejemplos de esta humanización, observamos que si en el románico, Cristo aparece sereno e insensible al dolor, en el gótico se representa como un hombre padeciendo todo el sufrimiento del martirio y de la muerte, este Cristo adolorido se aproxima a la humanidad sufriente y hace hincapié en la redención. La Virgen María abandona la actitud hierática y distante del Románico, deja de ser representada como un trono para su hijo y adopta una actitud más femenina y maternal, existe contacto visual entre ella y Jesús y su rostro se llena de dulzura e incluso ronríe. También se representa como la madre dolorosa, tránsida de dolor por la pasión y muerte de su hijo.

CARACTER MONUMENTAL: Se entiende como escultura monumental aquella que es creada para realzar la arquitectura y a la cual se encuentra íntimamente integrada, formando una unidad, de tal forma que no puede concebirse la primera independientemente de la segunda.

Puerta de la Catedral de Burgos

Heredada del mundo románico, el arte gótico también desarrolló una intensa escultura monumental; aunque se producen algunos cambios, tales como:

1.- La dependencia de la escultura al soporte arquitectónico se suaviza en el nuevo periodo. La esculturas empiezan a liberarse de las paredes y a ser cada vez más autónomas Así aparecen las columnas-estatuas, que a pesar de estar integradas al espacio, conservan su autonomía y están desligadas del marco arquitectónico.


2.-. La escultura monumental gótica se localiza primordialmente en el exterior del edificio, especialmente en las portadas de las catedrales. En los tímpanos de las puertas continúa colocándose a Cristo Pantocrátor acompañado del Tetramorfo, es decir el Cristo como Juez acompañado de los los cuatro evangelistas o sus símbolos, además se suele completar la escena con los veinticuatro ancianos del Apocalipsis en las arquivoltas. También suele representarse escenas sobre la Virgen María.
Portada de Nuestra Señora de París.- Tiene como argumento el juicio final. Al centro aparece Cristo entronizado, levantando la mano con la llaga del martirio, a su lado dos angeles sostienen los instrumentos de la pasión (la cruz y la lanza). Le siguen las figuras de la Virgen y San Juan, quienes aparecen de rodillas con el fin de interceder por la humanidad. Cristo esta sentado sobre una imagen de la Jerusalen celestial de la que habla el Apocalipsis de San Juan. Abajo, un ángel pesa las almas; los condenados van al infierno obligados por uno los diablos y los justos al cielo donde son recibidos por otro ángel ubicado en la arquivolta de la izquierda. En las jambas estan representados los doce apóstoles que miran al Cristo de parteluz.

El habitual parteluz de las puertas góticas suele ser ocupado por una “figura amable” que da la bienvenida al feligrés, como “Cristo Maestro” o la Virgen María. Se simboliza la entrada al paraíso y por ello se concibe una entrada agradable.

Virgen blanca de León
En el parteluz de la portada principal de la catedral leonesa encontramos la figura de la Virgen Blanca, considerada una de las imágenes más atractivas del gótico español. En la actualidad contemplamos una copia, guardándose el original en una de las capillas de la girola. El Niño muestra una leve sonrisa lo que responde a un arte más fino que en el resto de las figuras de la portada.
3.- Durante la época románica, el capitel tuvo gran importancia religiosa y arquitectónica, ejemplo de ello fueron los famosos capiteles historiados. Pero en el gótico, los capiteles dejan de ser un espacio importante para los relieves y su forma se simplifica y estiliza, hasta llegar a desaparecer en un conjunto de nervios que se integran a la bóveda.
4.- Por ultimo, aparecen las gárgolas o monstruos que además de cumplir una función ornamental, servían para expulsar las aguas.

Gárgolas de Nuestra Señora de París.- Las gárgolas son seres inmaginarios relacionados con los Bestiarios mediovales; la palabra deriva del francés “gargouille” que significa algo como hacer gárgaras. Cumplían 3 funciones: desaguar los tejados, decorar esteticamente dichos desagües y ahuyentar a las brujas y demonios.

FUNCIÓN DIDACTICA:
El mensaje didáctico continúa presente en la escultura gótica, “…sin embargo, advertimos que el escultor gótico ha emprendido su tarea con nuevo espíritu. Para él, esas estatuas no son sólo símbolos sagrados, solemnes evocaciones de una verdad moral, sino que cada una de ellas debió ser una figura válida por si mismo, distinta de su compañera en su actitud y tipo de belleza, para lo cual revistió a cada una de dignidad individual…” (”La Historia del Arte. E.H. Gombrich, p 190)

Nicolás Pisano.- Púlpito de Pisa. Los monjes Franciscanos acostumbraban a predicar en púlpitos adornados con imágenes, así que en este caso, el púlpito no es sólo el escenario para predicar la palabra de Dios sino que es una verdera pancarta de hechos bíblicos. Aparecen representados varios episodios como la anunciación, el nacimiento, la adoración de los pastores, la cruxificación y el juicio final. En la imagen aparece la Cruxificación de Cristo.

SIMBOLOGÍA:
Tal como sucedió durante la época románica, la escultura gótica esta llena de símbolos que eran fácilmente reconocibles por los Cristianos y que ayudaban a transmitir el mensaje bíblico. Cada santo aparece señalado claramente con su respectivo símbolo, de tal forma que pueda ser plenamente identificado y que asimismo su mensaje pudiera ser comprendido fácilmente por el espectador. Por ejemplo, en el pórtico de la catedral del Chartres (Francia) se dio vida a varias figuras que eran cómodamente identificables gracias al símbolo que la acompañaba: Abraham se representa como un viejo que sostiene a su hijo dispuesto al sacrificio, Moisés aparece con las tablas de los diez mandamientos y Melquisedec, rey de Salem fue esculpido con el cáliz y el incensario sacerdotal por ser el modelo o patrono de los sacerdote, etc…

Catedral de Chartres (detalle).-En la jamba oriental de la catedral de Chartres puede verse a Melquisedec, Abraham con Isaac, Moises con la serpiente de bronce, Samuel y David, en la occidental aparecen Isaias, Jeremías, Simeón, San Juan Bautista y San Pedro, todos ellos pueden ser identificados gracías a sus atributos.ICONOGRAFIA GÓTICA:

Las figuras más representadas durante la época gótica pertenecen al tema religioso: La imagen de Cristo en la cruz abandona la rigidez majestuosa del románico y se hace más humano, lleva una corona de espina y un paño o lienzo con pliegues, las piernas se retuercen y sus pies están juntos clavados con un solo clavo (a diferencia del románico, los pies no están separado, sino juntos), se destaca la herida del costado y su rostro expresa dolor. Continúa representándose al Cristo Pantocrátor y el juicio final. También se reproduce la figura del Niño Cristo.
La Virgen adquiere durante el gótico pleno protagonismo, se le representa como madre, bella e idealizada, en contacto directo con su hijo. Ya no es la “Majestas Mariae” del románico sino una madre humanizada que sonríe al espectador. También se le representa como la madre dolorosa, abatida por los dolores de la pasión.Igualmente se representan figuras bíblicas y escenas de la vida de los Santos, siendo el preferido San Francisco de Asís, por ser el patrón de los Franciscanos, principal orden religiosa de la época.

Cristo Pantocrator, Catedral de Burgos. La imagen de Cristo como juez universal continúa presentándose durante el gótico, aquí aparece acompañado de los simbolos de los cuatro evangelistas, conocido como el Tetramorfo, Se observa mayor movimiento que en el románico y los cuerpos se adivinan bajo los plieges de la ropa.

Anónimo. La Piedad de Roettgen.- Madera policromada.- (aprox. 1300), altura 88 cm. Museo de Bonn. La piedad es una de las representaciones más conmovedoras del arte cristiano. Se representa a la Virgen como la Dolorosa, con Cristo muerto en su regazo. Aquí la Virgen estremecida por el dolor físico y espiritual sostiene el cuerpo del hijo brutalmente sacrificado, la cabeza con la corona de espina cae hacia atrás y de las llagas manan gotas de sangre en forma de un racimo de uvas, símbolo mistico de Cristo. Esta es una de las primeras obras de este tipo iconográfico, caracterizado por su estilo drástico o terribilismo. Este tipo de obra promovía la mortificación corporal, práctica muy extendida en el medioevo , que en algunos casos llegará al extremo en los movimientos de los flagelantes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: